La Música en San Pablo

La música ha tenido siempre una señalada importancia en nuestro templo. El elevado rango y privilegios eclesiales de la iglesia de San Pablo favorecieron desde antiguo que todo en ella –liturgia, arquitectura, elementos artísticos...– tuviera magnitud catedralicia, circunstancia de la que la música, en su doble vertiente instrumental y vocal, es fiel reflejo. Como ejemplo de los frutos de tan intensa tradición musical baste citar a dos autores muy relevantes cuya formación nació y creció, al igual que ellos, en la Parroquia: Sebastián Aguilera de Heredia y Pedro Ruimonte, creador el primero de la «Escuela Aragonesa de Órgano» y polifonista el segundo, ambos bautizados en San Pablo en 1561 y 1565, respectivamente, y ambos de prestigio internacional.

El órgano

SPZ

La primera referencia sobre el uso de órgano en San Pablo data de 1440, cuando se encarga a Gabriel Picanyes la factura de unos pequeños. Dado que su tamaño permitía que fueran portátiles, tanto se podrían llevar en procesiones como ser tañidos en cualquier capilla o lugar de la iglesia.

La noticia siguiente es la construcción del órgano "mayor", realizada entre 1480-1483 por el organero Johan Ximénez Garcés. De este órgano, gótico, se mantiene la caja original, policromada y dorada por Martín Bernat y Miguel Jiménez.

Para adecuarlo a la evolución de los gustos musicales, fue objeto de intervenciones posteriores en los años 1569 (Hernando de Córdoba), 1584 (Guillaume de Lupe), 1686 (Jusepe Sesma), 1754 (Juan Antonio Turull), 1767 (Silvestre Thomas), y 1860 (Pedro Roqués). En 1992 la casa suiza Felsberg Orgelbau devolvió al instrumento la configuración que muy posiblemente tuvo a principios del siglo XVIII, que se mantiene hasta la actualidad.

La Capilla de Música

Con el fin de disponer de un acompañamiento musical acorde con el esplendor de sus grandes –y frecuentes– oficios litúrgicos, la iglesia de San Pablo contaba con su propia Capilla de Música e infantes de coro. Aunque se desconoce la composión que pudo tener antes, en 1783 sus cargos y miembros (todos varones) eran estos, bajo la dirección del Maestro de Capilla:

Instrumentistas

  • Organista.
  • Primer violín y bajón con agregado de violón, violetta y contrabajo.
  • Segundo violín con agregado de violón, trompa y clarín.
  • Oboe con agregado de flauta, bajón, clarín, pito y chirimía.

Voces

  • Primer tenor.
  • Segundo tenor.
  • Contralto.
  • Tiple 1.º y Tiple 2.º (infantes).

Extinguida durante décadas, la Capilla Musical de San Pablo fue refundada en 2011 con infantes (voces mixtas), siendo su Maestro el organista titular de la Parroquia.